Welcome to Chemistry's world
 

¿SIN COMPUESTOS QUÍMICOS?

 

Jairo Arciniegas Villarreal

 

A menudo escuchamos en los medios masivos de comunicación expresiones como: “medicina natural”, tratamiento “Sin compuestos químicos”.

 

¿Qué estarán vendiendo?

 

Desde el aire (mezcla gaseosa de oxígeno, nitrógeno, vapor de agua, gases nobles, dióxido de carbono…), el agua, los edulcorantes –partiendo de la miel, pasando por la sacarosa o azúcar de caña y finalizando con los edulcorantes dietéticos (no nutritivos y de bajas calorías)-, los esteroides, los aminoácidos, las hormonas, las vitaminas, los polímeros, hasta los ácidos nucleicos, son compuestos químicos constituidos por elementos químicos y estudiados por la química.

 

Durante los siglos XVIII y XIX, los hombres de ciencia se dedicaron a purificar e identificar sustancias aisladas de animales y plantas, por lo que tales sustancias se consideraron compuestos orgánicos y la rama de la química que los estudiaba se denominó química orgánica. Por mucho tiempo se creyó que los compuestos orgánicos tenían una “fuerza vital” que impedía obtenerlos de fuentes distintas a las naturales. La obtención de la urea (compuesto orgánico presente en la orina) a partir de una sustancia inorgánica (cianato de amonio) en 1828 y otros experimentos posteriores derrumbaron la teoría vitalista y abrieron la “trocha” para la obtención de nuevos compuestos orgánicos a partir de sustancias inorgánicas.

 

La química es una ciencia indispensable en el estudio de todos los procesos naturales y, en especial, en aquellos propios de la actividad humana: la maduración de las frutas; la producción de los alimentos que comemos; la fecundación del ovulo; la fermentación; el flujo energético (fotosíntesis – respiración); la fabricación de baterías y llantas; la producción de combustibles, aceites y lubricantes; las aleaciones; la síntesis de fibras, textiles, plásticos, pesticidas y fertilizantes; la producción de drogas, anestésicos, papel, jabones, detergentes y sustancias de aseo; el encendido de una estufa; los procesos metabólicos (digestión, respiración, glicólisis, ciclo de Krebs, cadena de transporte de electrones, acción de los catalizadores…).

 

Las acciones que se realizan en las células, tejidos y órganos son coordinadas por los sistemas nervioso y endocrino, el primero trabaja con impulsos eléctricos generados por iones metálicos que se encuentran en el citoplasma y el medio circundante; el segundo realiza la coordinación por la producción de sustancias químicas denominadas hormonas.

 

Los seres vivos están constituidos por un sinnúmero de compuestos químicos diferentes, que desempeñan papeles específicos diversos dentro del conjunto de reacciones químicas que hacen posible el funcionamiento del engranaje vital. Dentro de los componentes de los organismos tenemos el agua en abundante proporción; los alcoholes, ácidos, aldehídos, aminas y otros compuestos simples. Los compuestos de mayor importancia para los procesos vitales son los carbohidratos, los lípidos, las proteínas, los ácidos nucleicos, las hormonas, las vitaminas y los minerales (biocompuestos y macromoléculas).

 

Algunos nutrientes son de origen vegetal y otros de origen animal. Algunas plantas son alimenticias o medicinales y otras no; incluso dentro de las medicinales hay algunas que tienen contraindicaciones por efectos secundarios y su uso está condicionado a la ingesta o no de algunas sustancias con ciertos componentes que la harían tóxicas (en diversos niveles) al organismo, como también, a algunas condiciones ambientales propias para la eficiencia del agente activo “formulado”.

 

Estas mismas consideraciones deberían tenerse en cuenta con los productos sintéticos: además del agente activo, qué preservantes, aditivos o conservantes hay en el producto que pueda generar situaciones de riesgo al individuo en presencia de ciertas sustancias propias del organismo o ingeridas y bajo qué condiciones ambientales deben ser guardadas y usadas; para informarle al usuario y evitar daños colaterales irreversibles en la salud del paciente.

 

Cabe anotar que las vitaminas y algunos aminoácidos son nutrientes orgánicos sintetizadas a gran escala por las plantas, pero no por el hombre, por lo que deben ser suministrados en la alimentación para mantener un desarrollo y una salud adecuada; su consumo debe ser balanceado para evitar acumulación de aquellas que el organismo no alcanza a eliminar luego de absorber las cantidades que necesita. En cambio, el colesterol se encuentra exclusivamente en el reino animal, hace parte de todas las membranas celulares y es el material de partida para la síntesis de otros esteroides como ácidos biliares, hormonas sexuales y vitamina D; por lo tanto, si no se ingiere, el organismo tiende a producirlo para los procesos que lo ameriten. El exceso de colesterol tapona las arterias endureciéndolas y obstaculizando el flujo sanguíneo, entonces, lo correcto sería controlar la ingesta de esta sustancia o de aquellas sustancias cuyo consumo excesivo permitan la producción exagerada de éste, más no combatir la producción del mismo, si queremos que nuestro organismo funcione como un reloj suizo.

 

Los ácidos nucleicos garantizan la continuidad genética de las especies. Una alteración en la secuencia de nucleótidos o en la estructura de los cromosomas genera una mutación. Dentro de las causas de mutaciones tenemos ciertas reacciones químicas con sustancias tóxicas; por ejemplo el uso de nitritos en la conservación  y procesamiento de productos cárnicos debe ser controlado, dado que en el medio ácido estomacal, puede dar lugar a la formación de ácido nitroso que -está demostrado- produce mutaciones en proteínas virales y de seguro también lo debe hacer en humanos.

 

No debemos olvidar que los seres vivos, desde la preconcepción hasta la postmuerte somos resultado de procesos químicos.

 

Para efectos de veracidad científica y no incurrir en publicidad engañosa, sería bueno diferenciar natural de sintético o artificial; sin compuestos químicos de sin aditivos, preservantes y conservantes; sustancias puras (elementos y compuestos) de sustancias impuras (mezclas homogéneas y heterogéneas).






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:

Jairo Arciniegas V
Lic. Química y Biología
UniCórdoba
Montería - Colombia
Docente
Institución Educativa
"Luís Patrón Rosano"
Tolú - Colombia
Desde la preconcepción hasta la postmuerte somos resultado de procesos químicos.
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
REPRODUCE LO QUE QUIERAS CITANDO LA FUENTE